domingo, 14 de febrero de 2010

Como sembrar albahaca

Hay muchas variedades de albahaca. Cada una con aroma y características distintas. Es fácil de sembrar y es un tesoro culinario para las comidas de todos los días.

El cultivo de albahaca se puede realizar en un huerto, jardín o maceta. La albahaca es una hierba aromática anual, originaria de India, con tallos rectos múltiples, hojas verde lustroso, dentadas y textura sedosa, que puede alcanzar 1m de altura. Tiene flores tubulares agrupadas en espigas de color blanco o violáceo. Cultivo de albahaca

El cultivo de albahaca sólo puede hacerse por semillas, que se pueden sembrar en semilleros o macetas en invernaderos, a principios o mediados de la primavera. La albahaca necesita exposición directa al sol, pero en climas calurosos, necesita algo de sombra. Esta planta es muy sensible a las heladas.

El cultivo de albahaca requiere de suelos fértiles, permeables y húmedos.
Es una planta muy apreciada en la gastronomía, por ello es común el cultivo de albahaca en macetas, como planta de interiores, ubicada en el alféizar de las ventanas de cocinas o en las terrazas. La albahaca es utilizada como tónico, estimulante, digestivo y antiséptico.
Características del cultivo de albahaca:

El cultivo de albahaca necesita mucha humedad, pero no tolera los encharcamientos, son preferibles los suelos con buen drenaje. Se adapta al pH del terreno, pero el ideal está entre 5,5-6,5. Para favorecer el crecimiento arbustivo, se despuntan las ramas cuando se forman los capullos florales.

El cultivo de albahaca en extensión es altamente rentable, por los rendimientos por hectárea que ofrece, y con varios cortes al año. El producto del cultivo de albahaca puede comercializarse fresco, seco, o su aceite esencial.

El cultivo de albahaca se hace por semillas, en suelo directo o en maceteros. Se puede cubrir las semillas con 0,5cm de compost. La tierra para la siembra debe ser humedecida previamente. Las semillas de albahaca tardan aproximadamente una semana en germinar. Debido a su pequeño tamaño, es preferible sembrar una buena cantidad de semillas. Cuando las plántulas hayan desarrollado dos pares de hojas, será el momento de arrancar las plántulas más débiles, para favorecer el desarrollo de las más fuertes.

El cultivo de albahaca requiere lugares soleados, pero admite sitios ligeramente sombreados. En los climas fríos, las hojas se ponen negras en contacto con la escarcha. Es preferible no mojar las hojas al regar. El riego se puede hacer tres veces por semana si la planta está al sol, y si está a la sombra, bastará con una vez a la semana.

El abono debe hacerse antes de sembrar las semillas, y puede reforzarse cada cierto tiempo, empleando abono orgánico. Hay que cuidar el contenido de nitrógeno del terreno, ya que favorece la producción de hojas, pero en exceso, afecta su sabor.

Para mantener el sabor y aroma de las hojas, es preferible cortar las flores, a menos que se desee recolectar las semillas. Una manera de evitar la producción de flores, es cosechar las hojas de la parte alta de la planta (luego que la planta haya alcanzado 20cm de altura).

Una de las ventajas del cultivo de albahaca es que las hojas pueden cosecharse todo el año, resultando beneficioso para la planta. Es necesario esperar a que la planta alcance determinada altura para cosechar las hojas.

fuente

1 comentarios:

Hola! Yo tengo un blog que es escrito bastante de como sembrar, su direccion es esta: http://www.agronomiaparatodos.org me gustaria que entraras y nos enlazaramos.

Gracias!

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More